De fantasmas y encarnaciones

Novela
D.F. Torrents, 2002


El origen familiar de Manuel Antonio Escobar y el de sus tierras en inmediaciones de Bogotá —conocidas como Chicaque—, donde este quijote amante del planeta que habitamos fundó y conservó un parque natural privado, se narran en esta saga que escribí hace ya algunos años.
La presento a los lectores con dos propósitos: el simple solaz de la lectura y como postrer homenaje a Manuel, quien falleció la última vez el 21 de junio de 2011. Fiel a su capacidad de sorprendernos, lo hizo en el solsticio de verano, en el que fue para nosotros el día más largo del año...


• Epílogo y Apéndice

• Capítulo XXIV - Sobre lo falso del creer que la constancia vence lo que la dicha no alcanza

• Capítulo XXIII - Donde se da cuenta de cómo culminó la espera

• Capítulo XXII - De un encuentro ansiado y de otro inesperado

• Capítulo XXI - De cómo termina un viaje y se pretende iniciar otro

• Capítulo XX - De encuentros y desencuentros o, lo que es lo mismo, de retornos inútiles y partidas a destiempo

• Capítulo XIX - De enamoramientos y premoniciones

• Capítulo XVIII - Donde se recorren los pasos, se atisba la libertad y se reviven viejas prácticas

• Capítulo XVII - Donde se vislumbra un renacer

• Capítulo XVI - Donde se da cuenta de cómo las cadenas de la costumbre son pesado lastre que dificulta y pospone el vuelo

• Capítulo XV - De cómo de sólo epístolas y buenas intenciones no se alimentan los espíritus

• Capítulo XIV - Donde se da noticia de más encierros y de otras cosas del carácter

• Capítulo XIII - De cómo tres cabezas engañan más que una

SEGUNDA PARTE

• Capítulo XII - Donde se da cuenta del inicio y fin de algunas vidas

• Capítulo XI - De cómo la aridez de la tierra se torna en fertilidad de las almas

• Capítulo X - Sobre infidencias incompletas acerca de los suicidas

• Capítulo IX - Otra aclaración necesaria, a manera de Recuento

• Capítulo VIII - Sobre la duda de si vivimos o recordamos

• Capítulo VII - ...y donde se confirma que no hay casualidades

• Capítulo VI - Donde se entrevé que las casualidades no son tales...

• Capítulo V - De la providencial salvaguarda de las tierras

• Capítulo IV - Donde se da cuenta de viejos y nuevos encuentros

• Capítulo III - De cómo una infidelidad descubre otras posibilidades

• Capítulo II - De el Arte del espacio y del tiempo

• Capítulo I - Una ilustración necesaria, a manera de Introducción



Ir Arriba